En el año 2015 HPE Enterprise adquirió a Aruba Networking para complementar así su portafolio en infraestructura, que involucra servidores  y almacenamiento entre otros.  Aruba es uno de los líderes del mercado  en redes y soluciones de conectividad, por lo tanto y como era de esperarse se ha generado una sinergia entre las 2 marcas para brindar soluciones integrales a las empresas en sus proyectos.

En primer lugar tiene una alta variedad de opciones para configurar, por ejemplo alternativas entre el número de puertos, que sea POE y administrable. No solo es la calidad y configuración técnica si no también la disponibilidad a la hora de la compra ya que generalmente están para entrega inmediata y no toca importarlos a diferencia de otras marcas.

Según Aruba, sus soluciones además de ser escalables proporcionan la potencia y preparación para eventos que están por llegar.

La demanda creciente en dispositivos y aplicaciones por parte de las empresas es una realidad para la que es mejor estar preparados proactivamente. Para ello Aruba ha dispuesto una forma para optimizar la gestión de las redes.

Al igual que Cisco, se basan en nube. En cuanto a la velocidad la propuesta es que la velocidad sea uniforme desde el acceso perimetral hasta el datacenter.